9 de noviembre de 2006

SENTENCIAR


No termina de convencerme este uso tan atrevido del verbo sentenciar, y menos si aparece en un titular de primera plana a cinco columnas. No se puede sentenciar a secas. La sentencia debe tener un contenido (sentenciar a muerte, a cadena perpetua, a pena de destierro) que ha de explicitarse en el enunciado.

4 comentarios:

Nahum dijo...

Umm, no sé yo, Romera.

Una de las acepciones del DRAE es ésta:
"Decidir el resultado de una competición antes del final".

Si entendemos la política como una carrera de caballos (símil extendido en los estudios de comunicación), no me parece que esté tan mal usado el verbo. Creo que es correcto.

JMR dijo...

Interesante observación, Nahum. Ya he dicho que a mí "no termina de convencerme", pero tampoco estoy seguro de que se trate de una incorrección.

Sin embargo, aunque admitamos el símil hípico -mucho admitir, tal vez-, creo que en el uso deportivo del verbo "sentenciar" el complemento directo es "el partido", "el encuentro" o "la carrera". En este caso -por avanzar en tu razonamiento- sería que "EEUU sentencia las elecciones", pero no "la era Bush". ¿Cómo se puede "sentenciar" una época?

Sigo pensando que, de los muchos titulares posibles, El País ha ido a elegir uno poco convincente.

Ander Izagirre dijo...

Una sentencia puede ser absolutoria, así que tampoco me convence el titular. Mejor rematar o cerrar o acabar con.

Pero lo más grave no me parece el verbo, sino todo el titular: qué precipitado, qué inexacto y qué melodramático (¡a toda página!). A pesar del varapalo, queda Bush para rato. Y quién se atreve a asegurar que no ganará las elecciones un candidato más bushista que Bush. ¿O ahora el horóscopo ha pasado a la portada de los periódicos?

Nahum dijo...

De acuerdo contigo, Ander. Parece que los deseos han podido más que los hechos.

Pero no se trataba de eso, creo. El problema no era tanto periodístico como de índole lingüística, ¿no? Aclarar si las posibles acepciones del verbo sentenciar se ajustan a un uso correcto.

Vuelvo a "sentenciar", pues. Según nos han repetido machaconamente estos días, las elecciones al Senado y parte del Congreso eran casi un plebiscito sobre la gestión de la Administración Bush. Ese era la cancha de juego, "el partido" para la opinión pública europea (parece que allí, realmente, sí votan lo que votan, pero nos volvemos a salir del tema).

Por tanto, el verbo sentenciar vendría a significar que se ha decidido el resultado de un partido (la política de Bush en Irak) antes del final (de su mandato). Me sigue pareciendo coherente.

En el fondo, me acabo de dar cuenta de que si hay que explicar tanto un titular... es un desastre desde el punto de vista periodístico. Pero, bueno, quizá hayamos explicitado un razonamiento que, de no existir este blog, habríamos realizado de manera automática, poniendo en juego todos los implícitos y paratextos.

Uf.