27 de noviembre de 2006

La música de los apellidos


El joven líder de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, Albert Rivera, está pasando unos días difíciles después de haberse sabido de su pasada militancia en el Partido Popular. Corre incluso el rumor de que por ese motivo ha presentado su dimisión a dos personas significadas del partido: el catedrático Francesc de Carreras, miembro del grupo fundador, y el diputado José Domingo, número dos de la lista en el Parlamento catalán. En la bitácora de Arcadi Espada alguien se ha hecho eco del rumor:
«He escuchado que este sábado Rivera presentó su dimisión a Carreras y a Domingo».
Y un guasón le ha respondido:
«¿Y no se la ha presentado también a Pavarotti?».

Todo esto ocurre en Barcelona, la ciudad en cuyo Liceu se representa la ópera Lucia di Lammermoor de Donizetti. El papel de Lucia corre a cargo de una joven y prometedora soprano llamada Mariola Cantarero. Con ese apellido tiene que bordarlo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cantarero es joven relativamente, pero de prometedora no tiene nada. Es una realidad cuajada, madura, impresionante, que en la LUCIA está inmensa, convincente y genial. Ha triunfado en Barcelona con esta ópera.

jmr dijo...

Es verdad. Mariola Cantarero ya no es ninguna promesa, sino una realidad. Precisamente por eso su futuro es prometedor: no le condenemos al estancamiento.

De acuerdo con Vd., anónimo usuario, en todo el chorro de adjetivos. Salvo en uno, que podría malinterpretarse. Usted ya me entiende.