9 de junio de 2006

GRATITUD

Relata refero. Lo cuento como me lo han contado. El viernes 3 de julio, en el Telediario 1, Ana Blanco informó sobre la aplicación de la «gratitud» de los libros de texto en alguna parte.

Yo también soy de los que sostienen que deberíamos estar agradecidos a los libros por lo mucho que nos enseñan. Ya se sabe, no hay libro malo que no tenga algo bueno. Pero dejemos la «gratitud» para los sentimientos íntimos, y mejor nos interesamos por que los padres se ahorren unas perrillas, o sea, por la «gratuidad» de los libros. Aunque también es verdad lo que dijo La Bruyère: «Sólo un exceso es recomendable: el exceso de gratitud».

(Gracias a Aberron)

1 comentario:

aberron dijo...

Está feo que lo diga yo, pero es muy bueno

saludos!!