16 de octubre de 2006

A DIOS ROGANDO


Una de las ventajas del refranero es que ampara por igual una verdad y la contraria («Quien hace un cesto, hace ciento» pero «Una golondrina no hace verano»). Los refranes constituyen un principio de autoridad ciertamente útil, puesto que a cada argumento («Al que madruga, Dios le ayuda») le proporciona su réplica («No por mucho madrugar amanece más temprano»). Pero más raro es que esas antítesis se den en un mismo proverbio, como ocurre con «A Dios rogando, y con el mazo dando». Perdido su origen en la noche de los tiempos, ha quedado hoy como expresión de la hipocresía, y especialmente de la de clérigos y frailes que de frente predican la virtud pero a espaldas actúan con mala fe. Esta interpretación, con ser la más extendida, no se ajusta sin embargo a la verdadera intención del refrán. Desde los primeros testimonios escritos que se conservan de él, allá por el siglo XVI, adquiere valor de consejo moral y no de crítica o censura. Viene a decir que cuando se persigue algo con verdadero empeño no basta con el buen propósito ni con la ayuda divina (es decir, no basta «rogar a Dios»), sino que el rezo ha de ir acompañado de la acción («dar con el mazo», o sea, poner empeño y esfuerzo). Así que no reprendemos el fariseísmo, sino la pereza, la resignación y el abandono. No ponemos de relieve la perversidad del falso virtuoso, sino la diligencia del trabajador. Como diría un creyente, hay que encomendarse a Dios, pero no hay que encomendar a Dios la solución de nuestros problemas. Amén.

(Publicado en ‘Juego de palabras’, del suplemento cultural ‘Territorios’ de El Correo, 11.10.06).

5 comentarios:

Oz antirrefrán dijo...

Todos los refranes mienten. Menos los meteorológicos. Esos mienten... ¡descaradamente!

Oz + antirrefrán dijo...

Por cierto, para juego de palabras con refranes el del "actito I" de "Eloísa está debajo de un almendro". El diálogo de una señora con su marido y un amigo en el cine.

Ander Izagirre dijo...

Deberíamos fundir refranes para crear otros. En este caso (el de Dios y el mazo), podríamos mezclarlo con otro bien conocido para crear un lema subversivo: "A Dios rogando y al César con el mazo dando".

alvarhillo dijo...

Eso viene a ser como aquel escritor que dijo" si me viene la inspiración, que me encuentre trabajando

Ozus Oza Ozum dijo...

Yo más bien pienso que es la spanish version del "Ora et labora"