16 de octubre de 2006

"Carrel avilitado"


No se sabe qué es peor: si la doble audacia de ese «avilitados» o el empleo del anglicismo «carrel» (‘espacio individual de una biblioteca reservado a los investigadores o área para trabajos colectivos destinada a los grupos de estudiantes’). Pero hay que ser comprensivos y no cebarse en el débil: al fin y al cabo el cartel fue puesto en una universidad.

(Centro de Cálculo de la E.T.S.I. de Informática de la Universidad de La Laguna, Campus de Anchieta. Gracias a T.)

7 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Son las lagunas de la Universidad de La Laguna: al menos son sinceros. Sin ceros.

Nahum dijo...

De la facultad de Derecho de La Laguna se cuenta que matricularon a un burro y tardó solo siete años en terminar la carrera.

El "ávil" Ander preguntará: ¿tanto tiempo tardó?

Mrs.Doyle dijo...

¿Será una estraregia para que los usuarios se fijen en el aviso?
o qizás
¿es otro ejemplo que contribuye a que esa universidad sea la que peor fama tiene (en lo que a Lingüística se reiere) de toda España?

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Pues a mí me ha llamado la atención el 'realicen'. Cuando trabajaba en la librería me hacía gracia que viniera un señor y me dijera: "Buenos días, quisiera adquirir un libro".
Era como para preguntarle: ¿Otro?, pero si ya tiene uno.

Ander Izagirre dijo...

Lo vi en una librería. Un niño tipo Manolito Gafotas con un libro en las manos, sosteniéndolo con desgana, enfurruñado. Y el mayorzote que lo acompañaba:
-Pero ¿no decías que te gustaban los libros?

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Ander: ¿Qué pasa, no se lo quería comer?
Hay que ver cómo vienen los niños.

Ander Izagirre dijo...

La frase que el mayorzote no dijo y que flotaba en su interrogación era: "¡Pues eso que tienes en las manos y que te voy a comprar es un libro!". Pero al niño, aunque el mayorzote no lo entendiera, le gustaban los libros pero no TODOS.

Yastá, explicao.