21 de agosto de 2006

TRITURAR

España tritura sin piedad a Panamá antes de jugarse el liderato frente a Alemania (titular de portada del El Correo, edición impresa, 21 de agosto de 2006)

Cosas que se pueden triturar:
los tomates,
la madera,
las aceitunas,
las piedras,
las selecciones panameñas de baloncesto,
etc.

Y el caso es que mal dicho no está, porque triturar significa también «dejar a alguien maltrecho física o moralmente», y un marcador de 101-57 en contra es como para meterse bajo tierra, pero...

Ya habíamos dicho que el periodismo deportivo propende a la hipérbole.

9 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Y eso de "sin piedad" tampoco está nada mal. Me encantaría ver cómo trituran a alguien con piedad.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Aunque esté usada de acuerdo con la definición, deja un regusto a palabra elegida de forma no inocente. Y ahí estamos. En la belicosidad del deporte. ¿Queremos que siga siendo así? Por preguntar.

Mrs. Doyle dijo...

Muchos significados que hoy en día son correctos, lo son porque la RAE decide aceptarlos al estar plenamente normalizados en la calle. Una de las eternas polémicas. Los hay que están a favor y piensan que así se acerca la Academia a la calle y los hay que piensan que eso es ponerse a la altura del que no sabe (en el buen sentido de la palabra) cuando lo lógico es que se enseñe...

Y digo yo, ¿es ejor que la Academia baje a la calle o que se preocupe por que la calle hable bien?

Con todos mis respetos y sin ánimos de generalizar, pero los periodistas son muy responsables de cómo habla el pueblo.
¿Estaría el "leísmo" (en el caso de un complempento directo personal masculino permitido de no oirlo hasta la saciedad en los medios de comunicación?
¿qué me decís del muy conocido verbo "nominar" cuyo significado no es más que dar o poner nombre y gracias a los realities significa: elegir a un candidato/a para aban donar un concurso?
Etc.

Supongo que no se trata de elegir, sino de establecer un equilibrio...

José María Romera dijo...

Ander, no viste el partido. Sólo con fijarse en la cara de Garbajosa o la de Gasol uno entiende lo de "sin piedad".

Ahora bien, de ahí a ponerlo en un titular...

Mrs. Doyle, la RAE siempre navega entre dos aguas. Ocurre que con esta actitd hay veces que ni come ni deja comer. Es entonces cuando nos dan envidia los ingleses, que no tienen diccionario académico pero sí los mejores diccionarios de uso del mundo.

Lucía, esta belicosidad verbal no es nada comparada con la que se nos viene encima. La líga de fúrbo está al caer, y con ella el idioma recibirá muchas más patadas que en estos tranquilos meses de verano.

José María Romera dijo...

Perdón, donde puse "líga" es, claro, "liga".

Ander Izagirre dijo...

Pues a mí me parece bien que se empleen esos términos belicosos al hablar de deporte. Son muy expresivos y reflejan la realidad, porque en un partido de baloncesto no es lo mismo ganar 80-78 que 80-52, y el periodista debe marcar esa diferencia con las palabras. Y si en vez de decir "España ganó por mucha diferencia a Panamá" dice "España trituró a Panamá", me parece un acierto literario.

Esa épica de juguete es la sal del deporte de competición. No hay que olvidar que es deporte de competición, no vamos a ocultar que se trata de derrotar al adversario (ya lo decían Les Luthiers: lo importante no es ganar, sino hacer perder al otro). El problema es de quienes toman las metáforas como expresiones literales. El problema es de quienes no se dan cuenta de que la guerra deportiva (que a mí me parece estupenda) es guerra de-por-ti-va. A mí me encantaría que el próximo domingo la Real triturara, machacara o pulverizara al Athletic (bueno, también me conformaría con que ganara miserablemente, para qué nos vamos a engañar) pero me revuelven las tripas los hooligans que creen que una parte de esa guerra pasa por insultar y zurrar a los aficionados del equipo contrario o por tirar bengalas al campo y apedrear autobuses.

Quiero dos cosas compatibles: que la Real apisone al Athletic y que los brutos de las peñas juliganescas se limiten a cantar canciones de Torrebruno en las gradas (tigres, leones...)

Mrs. Doyle dijo...

Tan sólo un breve apunte:

Los ingleses tienen los mejores diccionarios y los mejores corpora porque sus grandes grupos empresariales los financian...
(una vez más parece que el sector privado es sinónimo de mayor calidad)

No tienen RAE, pero tienen BBC, que es junto al inglés de la Reina el referente del "present day english". Si en España TVE1 fuese referente lingüístico y modelo a seguir, posiblemente los españolitos hablasen mejor...

José María Romera dijo...

Totalmente de acuerdo, Mrs. Doyle. Con una tele pública cuidadosa del idioma, sobrarían las reales Academias. Pero aquí lo más cercano a una academia que se ha visto en pantalla es aquella colonia escolar-musical donde decían: "estás nominado".

Mrs. Doyle dijo...

y el laísmo...