18 de agosto de 2006

Defensa del inglés



Las palabras de Francisco Rico suenan tan rotundas por sí solas que no hace falta añadirles comentarios:

«Habría que prohibir el español en las instituciones europeas porque me parece más importante que los españoles aprendan lenguas extranjeras, una de la grandes carencias de este país. Yo sería partidario de que se gaste menos en promocionar el español y más en la enseñanza de otras lenguas, sobre todo el inglés, pues inevitablemente es la lengua del futuro».

(Francisco Rico, filólogo, catedrático de Literatura, académico de la Lengua, en Diario de Navarra, 17 de agosto de 2006).

Lo que es cierto es que si atendiéramos a los consejos de Rico nos perderíamos piezas memorables como ésta:

http://www.youtube.com/watch?v=YE_a0rDCPno

9 comentarios:

Mrs. Doyle dijo...

POLÉMICO E IMPRUDENTE COMENTARIO.
Parece mentira que lo haga un lingüista, o no. Posiblemente es un lingüista despechado por no tener una plaza en el Instituto Cervantes...

José María Romera dijo...

Lo que yo me pregunto es qué inconveniente hay para fomentar el aprendizaje del inglés y al mismo tiempo promover la defensa y la expansión del español. Pero Rico sabrá lo que dice y por qué.

Mrs. Doyle dijo...

Supongo que lo de la defensa y extensión del español va con segundas...Hay muchos enemigos del Instituto Cervantes por las grandes sumas de dinero que gasta. Y como siempre los contratados trabajan mucho y cobran poco y los directores y altos cargos "a vivir"...

Oz augur dijo...

Yo no lo creo. No creo que sea el idioma del futuro. El idioma del futuro será una mezcla de muchos, y dependiendo de la postura que tome cada grupo idiomático, y de su número, su idioma se verá representado más o menos en esa futura lengua. Haciéndole los hispanohablantes el trabajo a los anglos y no defendiendo nuestro idioma, mal papel podremos tener. Con la transformación del lenguaje se perderá una parte importante de nuestro acervo cultural, intentemos que sea la menor posible. Actitudes como la de este señor no ayudan, estorban.
Y cuando digo de muchos idiomas incluyo al chino, ruso, japonés, árabe... que ahora están aún poco representados en todo lo que mueve el lenguaje inglés en el mundo, la técnica y la comunicación de masas, pero son mucha mucha gente hablando otros idiomas, y por fuerza habrá que considerarlos e incidir en la totalidad de un nuevo lenguaje "técnico" universal.
Lo que no creo es que algunos lo veamos.

Oz añade dijo...

No sé si "técnico" es la expresión acertada, quizá "operativo".

Mrs. Doyle dijo...

El idioma internacional en la actualidad es el inglés, y eso sucede porque los países que hablan inglés son los más importantes económicamente. Si mañana hay otro líder económico mundial, éste podría poner su idioma en primera posición.

En la actualidad el idioma más hablado es el chino mandarín, pero la comunidad oriental se adapta y aprende otros idiomas para facilitar las relaciones mercantiles (conscientes de la dificultad). Un dato: las embajada ha dejado de dar visados a chinos porque hay una gran demanda para venir a estudiar español a España.

El segundo idioma es el inglés y el tercero el español. El idioma cervantino, sube como la espuma, especialmente en EE.UU. pero (esto es en lo que hay que trabajar) es una lengua de "pobres".

El idioma español goza de muy buena salud internacionalmente, al igual que las otras lenguas peninsulares y no necesita una gran promoción, pero sí hay que dirigir dicha promoción muy bien para concienciar de lo prestigioso que es. Prestigio que tiene cualquier lengua.

Perdón por "la chapa" pero Mrs. Doyle es lingüista.

José María Romera dijo...

Mrs. Doyle, me temo que el despegue -cuantitativo, no cualitativo- del español en EE. UU. responde a causas demográficas y económicas: más inmigrantes con más hijos, más mercado al que atender y al que dirigirse en su lengua nativa para conseguir atraerlo. No les aburriré con datos comparativos sobre tesis doctorales en una y otra lengua, prensa en inglés y en castellano, oficialidad, etc. Son abrumadores. Así que yo también creo en la necesidad de una difusión y una protección del español justamente allá donde más está creciendo -pero creciendo como "lengua de la calle" dejada de la mano de Dios.

Mrs. doyle dijo...

En la historia de las lenguas la historia se repite de un modo similar y yo pienso que la NORMALIZACIÓN es anterior a la NORMATIVIZACIÓN de una lengua.

El español ya tiene la cantidad, ahora se merece que se trabaje adecuadamente en su calidad y respecto a eso, yo no estoy muy segura de que se esté haciendo bien...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Im presionante documento. ¿Va en serio?