6 de mayo de 2006

*PENTAPLÉGICO
















Aunque hayamos oído hablar de la pentaplejia menos que de la hemiplejia, la paraplejia o la tetraplejia, eso no autoriza a cometer el error de escribir *pentaplégico con g, como aparece en este titular de prensa.

En descargo del periódico hay que decir que a las pocas horas recobró la cordura ortográfica, y el titular ha sido debidamente enmendado.

2 comentarios:

Grisson dijo...

De todas formas, Romera: ¿No es raro que un paralítico sea un parapléjico; cuando lo es más, un tretrapléjico; y si le falta el aire que respiramos 13 veces por minuto, sea un penta…?
Explícanos eso, por favor. Las dos primeras extremidades son las piernas, que le hacen parapléjico; las siguientes, que le hacen tetra, son los brazos, las manos…; y los pulmones hacen la quinta parte. Me ahoga esta situación.
Y además, ya casi no oigo.

José María Romera dijo...

Sí, aparte de la incorrección ortográfica del titular, la denominación "pentapléjico" plantea algunos problemas semánticos. Los pulmones no son unas extremidades como los brazos y las piernas, así que en rigor no se podría hablar de "penta-" sino buscar otro término. Aparte de eso, si los pulmones son dos, ¿por qué no "hexa-"? Sin embargo parece que en medicina ya se admite la palabra. Bueno, los tecnicismos pertenecen a un mundo aparte.