14 de septiembre de 2006

Estar al loro

«Queda uno descolgado de media docena de palabras y sin darse cuenta está fuera de carrera», escribe Pedro de Silva hoy su rincón de El Faro de Vigo:

Sin saber lo que significan algunas palabras de moda no se puede salir a la calle. Lo peor es que si no se entera uno de ellas al principio, luego, cuando están en boca de todos, no preguntas porque te da vergüenza (algo parecido ocurre con las matemáticas). Cuando ya está pasando de moda la palabra metrosexual, mucha gente cree todavía que es equivalente a varón superdotado en el asunto (supongo que por lo del metro). Yo mismo pensaba hasta hace poco que un cameo en el cine era una escena loca de cama, sin más. Como el uso que hacía la gente no casaba con esto, me metí a fondo en Internet, y aprendí que viene a ser la aparición breve en una película de un personaje real, haciendo de sí mismo. Lo de friki ya se ha explicado aquí hace días. Queda uno descolgado de media docena de palabras y sin darse cuenta está fuera de carrera.

6 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Qué artículo más chupi.

Mrs.Doyle dijo...

Creo que la expresión "estar al loro" está bien si la escuchamos en los ochenta. Ahora se úsa más: "estar en la onda".

Lucía Martínez Odriozola dijo...

¿Seguro, Doyle?
A veces no nos coscamos de nada.

JMR dijo...

A mí que me registren. Lo del loro es cosa de Pedro de Silva, que ha titulado su columna "O estás al loro o caes del palo". Pero juraría que se sigue diciendo. Incluso creo que "estar en la onda" ya ha criado más polvo.

Un saludo

euskalherritarra dijo...

Pues creo que son dos cosas diferentes. Estar a loro puede decirse de una conversación, mientras que estar en la onda, (que también creo que es más anticuado), lo utilizamos para cuando no usamos la misma jerga que generaciones más jóvenes.

Mrs.doyle dijo...

Qizás puede ser cuestión de zonas...