21 de febrero de 2010

Lo que es el idioma

En la lengua hay términos y construcciones parasitarias que, pese a su inutilidad, se obstinan en tomar posición en la cadena hablada. Algunas son simples latiguillos con valor fático («bueno», «¿no es cierto?»), otras apoyan elementos del discurso («a ver», «te cuento») y otras, en fin, actúan como tics nerviosos reveladores de la falta de fluidez verbal del hablante («esto…», «pues»). No hay que menospreciar su fuerza y especialmente su capacidad de penetración. Quizá el caso más llamativo en el español actual sea el grupo «lo que es» antepuesto a los sustantivos como una especie de articulo dilatado. «Les aconsejo elegir lo que es la merluza en salsa», decía días atrás el camarero del restaurante a sus clientes. «Hay que cuidar lo que es la información», advertía un sociólogo en un debate público. Y un epidemiólogo sostenía la importancia de «dar a conocer lo que son los síntomas de la enfermedad». Quede claro que en determinadas situaciones «lo que es» está bien empleado: «llegó tarde a la cita, lo que es una falta de educación»; «hay que tener en cuenta lo que es y lo que no es conveniente». Pero, como podrá observarse, en estos casos cumple una función gramatical reconocible. Nuestro reproche va dirigido a ese otro «lo que es» superfluo, absurdo, producto de la hinchazón endémica que padece el idioma en algunos ámbitos de uso donde se diría que importa más alargar las palabras y las frases que servir a las necesidades comunicativas. La construcción ha alcanzado tal poder de contagio que hasta la primera autoridad institucional del español caía en sus redes en una reciente entrevista radiofónica. «La nueva gramática expone lo que son las variedades de los distintos países», dijo, y acto seguido: «La lengua española ha superado en cuanto a número a lo que son los hablantes del inglés». Y va en aumento.

Publicado en suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 20.2.2010.

9 comentarios:

desequilibros dijo...

grrrrrrrrr... yo es que no puedo con lo que es el uso del "lo que es…"; por eso me pasé al "lo que viene siendo…" que suena mejor y, quién sabe, lo mismo es correcto.

Un saludo.

Albórbola dijo...

¡Ah, creía que yo era la única persona la que se llevan los demonios cuando la oye. Ahora igual me pondré de losnervios, pero sabré que no estoy sola.

Silvia González Goñi dijo...

Hace tiempo que vengo observando ese uso superfluo de "lo que es". Recuerdo un programa de la ETB, hace unos años, en la que un comentarista que estaba explicando unos modelos de gafas llegó a decirlo 9 veces en 10 minutos.

Anónimo dijo...

Hola.
Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
Soy el webmaster de publizida.es

Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

Y lo mas importante...
darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.


Si te interesa puedes darte de alta

ALTA DIRECTORIO DE BLOGS


o visitanos en ......

DIRECTORIO DE BLOGS

HTTP://PUBLIZIDA.ES


Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

Un saludo.

DAVID T.
Webmaster de Publizida.es

lamotta dijo...

¿Qué opina de esa otra construcción tan reciente como irritante consiste en lo que un profesor mío llama "infinitivo cherokee"? "sólo decir que...".
Y por otro lado, ¿está correctamente empleado el cardinal "la veinticinco edición", es reprochable o ya nos debemos abandonar a la inutilidad de buena parte de los periodistas actuales, que no saben decir vigésimo quinta o cincuagésimo segunda?
Saludos

JMR dijo...

Lamotta, quizá te sirva esto (a propósito del infitivo de cierre): http://romera.blogspot.com/2008/01/infinitivos.html

En cuanto a los ordinales compuestos, me temo que los veremos desaparecer. Casi es mejor eso que verlos mal usados, porque muchos hablantes cultos los desconocen ya. De hecho, el Diccionario panhispánico de dudas ya abre la puerta al empleo del cardinal en estos casos. Y la Fundéu va más lejos:

«Tanto el uso de los números ordinales como el de los cardinales es correcto con nombres de acontecimientos, aniversarios, celebraciones, etc.

»Aunque lo habitual es respetar el número ordinal en los números menores que veinte, es también correcto el empleo del cardinal. Así, puede hablarse de «29.ª (vigésima novena) Feria Internacional ARCO», «la 24.ª (vigésima cuarta) edición de los premios Goya» o «el 50.º (quincuagésimo) aniversario de la muerte de Albert Camus», pero también: «29 (veintinueve) Feria Internacional ARCO», «la 24 (veinticuatro) edición de los premios Goya», «el 50 (cincuenta) aniversario de la muerte de Albert Camus» y «la 30 edición de Fitur».

»Además, conviene aclarar que si no hablamos de este tipo de acontecimientos, el número cardinal debe ir tras el nombre al que acompaña, como en «el piso quince» y no «el quince piso».

Un saludo

Ricardo dijo...

Me alegro del comentario al horrible "lo que"... Yo, modesto bloguero, y lector de tu blog, escribí algo aquí:
http://comunicarbien.wordpress.com/2009/10/24/lo-que-seria-lo-que-es/
Saludos cordiales

Ricardo dijo...

Me alegro del comentario al horrible "lo que"... Yo, modesto bloguero, y lector de tu blog, escribí algo aquí:
http://comunicarbien.wordpress.com/2009/10/24/lo-que-seria-lo-que-es/
Saludos cordiales

Manué dijo...

Aunque no venga a cuento en esta entrada, os recomiendo esta viñeta de Mauro Entrialgo. De lo más acorde con la temática de este blog.

Saludos.