27 de abril de 2006

SOSPECHOSO









Aplicado a los seres humanos, el adjetivo «sospechoso» significa ‘persona cuya conducta o antecedentes inspiran sospecha o desconfianza’. No es raro, pues, oír hablar de sospechosos de asesinato, de robo, de haber cometido alguna infracción al volante o de haber asistido a un recital de Julio Iglesias. Pero parece un poco atrevido este titular donde a un joven que acaba de fallecer se le hace «sospechoso» de padecer el mal de las vacas locas.

Es cierto que su situación inspiraba «sospechas» y que su estado era «sospechoso» porque hacía temer lo peor. Pero de ahí a considerar «sospechoso» también al enfermo va cierto trecho. ¿Quiere decir que, si la autopsia confirma la sospecha de que sufría la enfermedad, se convertirá en culpable?

2 comentarios:

José María Romera dijo...

En la actualización de las 19:07 el titular ha cambiado. Ahora es este:

"Fallece en Madrid el joven con síntomas de la enfermedad de las vacas locas".

Sí, suena mejor.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Tiene gracia. Hace unas semanas me contaba Pedro Ugarte que había oído la expresión "sospechoso de padecer" tal enfermedad en ETB 2. Yo, que como todo el mundo sabe soy una listilla, le dije que tendría su origen en una rápida traducción de una información hecha antes en euskera, que sería traducción de 'ustezko', algo parecido a presunto. Y mi explicación me pareció tan razonable que me la creí. Pero, francamente, no creo que la influencia del euskera llegue tan lejos, ¿no?

Por cierto, Romera, enhorabuena por este nuevo blog. Ha sido una alegría dar con él.