17 de abril de 2006

REALIDAD NACIONAL



En el proyecto de nuevo estatuto de Autonomía de Andalucía se reconoce a ésta como «realidad nacional». Es el desenlace de otro episodio en la historia de tiras y aflojas para obtener denominaciones de identidad que merodeen el ámbito de la «Nación» pero sin llegar a ella como sí ha ocurrido en Cataluña. Un pulso más entre los políticos y las palabras, aunque el desenlace no tenga más repercusión que la simbólica. Eso, y el destrozo en un lenguaje zarandeado, sacudido, desgastado a fuerza de someterlo a continuos juegos de manos. «Realidad nacional»: «realidad» es un sustantivo tan abstracto que abarca todo lo que existe. Tan real es una aldea como un imperio. En cuanto al adjetivo «nacional» (‘perteneciente o relativo a la nación’) , alguien debería haber reparado en que no otorga rango alguno.

«Realidad nacional»: la nada con gaseosa. Pero qué ufanas se les ve a Sus Señorías después de haber puesto una pica en Flandes, después de haberse ganado el sueldo para toda la legislatura.

1 comentario:

Fede dijo...

Ya sabes que todo lo que se proponen estos lo acaban llevando a cabo, sobre todo, cuando se trata de jugar y llevarse calentito el dinero de los demás. Esta realidad nacional no es más que otra artimaña con forma de ley orgánica para convertir Andalucía mucho tiempo más en lo que ya es de facto, la parcela de las verduras para ser del taco. Tendremos que seguir voceando para que el escarnio de nuestra propia identidad andaluza y española no llegue a término.
Un saludo. Fede, el gorrión.