18 de abril de 2007

CAMEO


Hace pocos años, en la jerga de los cinéfilos se introdujo el término «cameo», importado del inglés. En una película se llama «cameo» a la aparición breve de un actor célebre o de una persona relevante representando un papel secundario, generalmente como guiño de complicidad que ayuda a promocionar la cinta. En el teatro anglosajón ya se hablaba de «cameo» (cameo appearance o cameo role) desde mediados del siglo XIX, cuando al parecer empezó a hacerse costumbre la presencia ocasional en escena de invitados de prestigio. Como esas intervenciones daban brillo a la función, alguien sugirió llamarlas «pequeñas joyas», que no otra cosa significaba «cameo» desde su entrada en la lengua inglesa proveniente del latín cammaheus. Más concretamente, un cameo era y es un adorno a modo de broche donde está tallada en relieve la figura de una persona. Se llama cameo asimismo al trabajo artesanal hecho al efecto sobre esmaltes, piedras preciosas o materiales nobles. Cuando hablamos, pues, de «cameos» en el cine, el teatro o la televisión, evocamos una imagen en miniatura que, a la vez que representa a alguien querido o respetado, ennoblece a quien hace exhibir esa figura. Pero lo extraño es que el español haya optado por el término inglés cuando ya dispone de una palabra con igual significado y, a mayor abundamiento, nacida del mismo tronco etimológico. «Cammaheus» dio en castellano «camafeo», voz que perdura en el ámbito de la joyería y las artes ornamentales. ¿Será que para la gente del cine «cameo» suena bien y en cambio «camafeo» suena feo?



Publicado en 'Juego de palabras', del suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 11.4.07.

6 comentarios:

Pasotaman dijo...

Yo creo que "cameo" suena a cámara, a menudo abreviada a "cam" en inglés. De hecho, en mi ignorancia pensaba que venía de ahí. Intentaré usar la palabra correcta en adelante, ¡gracias!

Tyrexito dijo...

Pues a mí siempre me ha sonado a cama. De esta forma, "cameo" sería acostarse "sólo una noche" con un realizador cuyo trabajo normalmente no es ajeno.

Ander Izagirre dijo...

Muy interesante, JMR, ¿dónde rastreas estas etimologías tan curiosas?

La verdad es que cameo siempre me ha sonado bastante lujurioso. Hacer un camafeo: ¿acostarse con Enrique San Francisco?

¡Corifeo! ¡Anda que tú!

Anónimo dijo...

En todo caso, hacer un cama-feo sería equivalente a un gatillazo o algo así, mientras que un cameo sería lo contrario: algo de mucho bureo.

á.matía, que sigue diciendo avance en vez de tráiler dijo...

Ni idea tenía de que viniera del inglés, muchas gracias por esta información.. Más que interesante..

Un saludo

Literaturame.net dijo...

En el blog "Las palabras de la tribu" explican el origen de la expresión "cameo" o breve aparición de una estrella de cine en una película.