10 de marzo de 2009

DISCURSAR


Tal vez el rostro rocoso, la tez brillante y el gesto resuelto del jerarca boliviano transmitan la sensación de que su discurso fue de los que hacen época. Y quizá la ocasión merezca un verbo especial más allá de las fórmulas habituales de «pronunciar un discurso» o «decir unas palabras». El problema es que «discursar» no significa eso. El verbo existe, pero se trata de un verbo sin espacio propio, que sólo viene a hacer sombra a «discurrir». Parémonos a discurrir antes de poner los pies de foto. Pero esta es una opinión particular. Puede haber otras. Les invito a discursar sobre la materia.


(El País digital, 9.3.09)

1 comentario:

dalet dijo...

Pues a mí no me parece tan mal invento:
- al fin y al cabo, discurso se origina en "aquello que (se) discurre";
- tampoco son los primeros en usarlo en ese sentido (el CORDE -histórico- encuentra cuatro usos en infinitivo, con el significado de discurrir, pero el CREA -actual- encuentra dos usos anteriores con el significado de "hacer o exponer discurso";
- existe en portugués, tan aficionado a crear verbos a partir de participios.

Mi única pega viene de por qué no han usado algún otro verbo ya existente...