22 de julio de 2008

PAPARAZZI


Cuando Fellini puso el apellido Paparazzo a un personaje de La dolce vita, lejos estaba de imaginar que aquel fotógrafo entrometido pasaría a designar a toda una tribu profesional: la de los ‘paparazzi’ aventureros que buscan fortuna en la indiscreción, el chismorreo y la invasión de las vidas ajenas. Hace tiempo que el castellano incorporó la palabra a su léxico para espanto de los puristas. Pero lo hizo adoptando el término en plural, es decir, acabado en –i y no en –o como correspondería al singular. Esta anomalía ha dado lugar a una controversia ciertamente absurda: ¿debe decirse «el paparazzo» o «el paparazzi» al hablar de una sola persona? Y si son varios, ¿habrá que llamarlos «paparazzi» o «paparazzis»? En lo que se refiere al singular, todo el mundo parece estar de acuerdo en que no tiene sentido usar la forma italiana en –o por la misma razón que nadie dice «un espagueto» ni llama «grafito» a las pinturas murales callejeras. Pero en el caso del plural las opiniones están encontradas. Mientras el Diccionario Panhispánico de Dudas establece la forma paparazis (con una sola z, por cierto), la Fundación del Español Urgente se aferra a paparazzi amparándose en la norma gramatical del italiano. No es éste un argumento de peso. Si hubiéramos de respetar los morfemas de número de todas las palabras foráneas, los camareros serían «los barmen» y no «los barman», no escribiríamos las direcciones en una «agenda» sino en un «agendum» y, en vez de «los campus universitarios» habría que decir «los campi»: cursiladas de redichos. Quedémonos con «paparazzi» para el singular e, indistintamente, «paparazzi» y «paparazzis» en plural, y asunto zanjado.


Publicado en 'Juego de palabras' del suplemento cultural 'Territorios' de El Correo.

5 comentarios:

Juan dijo...

¿Y que hacemos con los "curriculums"?, ¿no debería ser "curricula" al utilizar el plural??

Nacho S. dijo...

¿Qué tal currículo y currículos?

Anónimo dijo...

Pues malsonantes, digo yo.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

A mí, en realidad, lo que me apetece es escribir paparachi y paparachis, pero después topo con pizza. Me vais a permitir que no lo escriba como me apetece.

Nacho S. dijo...

De niño, un crío del colegio se río de mí porque dije podio y no podium. Le debió parecer malsonante