14 de abril de 2008

AFICIONADO PROFESIONAL


El piloto automovilístico Fernando Alonso busca compañía. Alguien que le siga como su sombra por circuitos y boxes, que atienda sus compromisos con los fans, que se ocupe de su página web. Para seleccionar al afortunado, el banco que le pone las pegatinas ha insertado este anuncio en la prensa virtual: «Fernando Alonso busca aficionado/a profesional». En el lenguaje deportivo, las categorías de aficionado y profesional han sido tradicionalmente términos opuestos. El amateur practicaba su deporte por gusto y vocación, mientras que la actividad del profesional era retribuida. Ahora la diferencia entre lo uno y lo otro es más tenue, pero eso de «aficionado/a profesional» sigue sonando a oxímoron.

3 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Y esa es la intención del anuncio, ¿no? Inventar un oficio de apariencia contradictoria, llamativo y muy apetecible para miles de personas.

JMR dijo...

Pues eso mismo, Ander, son fenómenos de época, como:
el adulto adolescente,
el experto aprendiz,
el tuttólogo especializado...

Pero lo que más me extraña del anuncio es otra cosa: que al nombre de Fernando Alonso le agreguen la aclaración "Piloto de F1". Por si alguien pensaba que era obispo.

Ander Izagirre dijo...

Ese comentario final me recuerda al cartel que fotografié en una calle de Madrid. En letras grandes decía: "Zapatolandia". Y debajo, en más pequeñas, aclaraba: "Zapatos". Se ve que entró mucha gente a pedir jamón york.