4 de marzo de 2008

TIEMPO DE MURMURACIONES


Una bonita expresión. En el lenguaje de las sotanas, se llama tiempo de murmuraciones al que transcurre entre las primeras deliberaciones para la elección de un cargo eclesiástico y la votación final. Ahora los obispos están encerrados a solas con sus murmuraciones antes de decidirse por Blázquez o Rouco. Murmuraciones: susurros, intrigas, comidillas, rumores, pactos ocultos... Dicho así, parece como si el ceremonial de la Iglesia tolerara un último round donde está permitido el juego sucio, los golpes bajos, las malediencias para rebañar esos votos indecisos que tan bien vendrían para... Se supone que el periodo de murmuraciones es el correlato de lo que en la vida civil llamamos jornada de reflexión. El clero murmura, la ciudadanía reflexiona. Es curioso.

4 comentarios:

Toni Nievas dijo...

DESHIELO La peor pelicula del cine balear directamente al youtubes por capitulos.

http://www.lacoctelera.com/toninievas

Passy dijo...

Estimado José Mari:

No viene al caso e incluso es posible que no corresponda a tu negociado, pero alguien me dice que le eche un ojo a esta página:

http://www.navarra.es/home_es/Congresos/JornadasTeatros/presentacion.htm

e inmediatamente me acuerdo de ti. Sobre todo por lo de "un local lo más cercano posible a su entorno." Aunque el resto no le va a la zaga.

Saludos cordiales.

Miss Julie dijo...

Es el encanto del lenguaje eclesial (¿está bien dicho así?), palabras como vísperas, maitines -qué por cierto usa el PP para las reuniones de primera hora de la mañana en Génova- y otras así, mantienen a los Jerarcas Eclesiásticos anclados a épocas pasadas y, tal vez, con la ilusión de seguir manteniendo su poder y privilegios sobre los Estados aunque se definan laícos. Pero a mí me gustan.... las palabras, digo.

Rafael B. dijo...

Creo que lo de "murmuraciones" no va tanto por el sentido moral sino más bien por el de murmullos, corrillos de pasillo, comentarios en voz baja, etc. Aunque se preste a ser mal interpretado como se puede observar.
Por otra parte lo de "tiempo de murmuración" intenta definir un hecho, lo de "jornada de reflexión" es más bien un título propuesto que es más un deseo que una realidad, sobre todo visto lo sucedido en alguna jornada de reflexión y pedrada no muy lejana en el tiempo.