19 de diciembre de 2006

*HAVANICO


En lugar de escoger «éventail», con la palabra francesa, esta diseñadora de abanicos ha sucumbido al exotismo de lo español panderetero poniendo a su marca un nombre en castellano. «L’éventail est mort; El Havanico est né», afirma en la Présentation de su tenderete. Pero el nombre de marca ha nacido con dos licencias ortográficas que no parecen debidas a la voluntad de estilo: El Havanico. Con un par. De errores, el par: la hache inicial y la uve intermedia. Uno había visto *avanicos y *habanicos, pero nunca esto.

3 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Jobá, ¿dónde encuentras estas perlicas? ¿Buscas en google palabras con errores? Es un ejercicio interesante. Voy a buscar "egercicio" y ahora vuelvo.

Ander Izagirre dijo...

Bah, he topado egercicios muy antiguos y algún que otro atleta mangarrán.

JMR dijo...

Casi, casi, Ander. Buscaba algo sobre el origen del topónimo La Habana, que algún día explicaré, y me salieron habanos de los de fumar, habaneras de las de cantar y ¡habanicos! de los de hacer viento. Como Habana alterna con Havana, me pregunté si habría algún "havanico" suelto por ahí y he aquí el resultado. No me pareció bien privar a la afición de este hallazgo.