17 de diciembre de 2006

Céntimos de céntimos

Verdaderamente los avicultores tienen motivos para la queja. Si hace 12 años cobraban 0,34 euros por un pollo y ahora les pagan 0,0024 euros (a eso equivalen 0,24 céntimos) por lo mismo, los precios en origen han caído una barbaridad. Las comas y los decimales juegan a veces malas pasadas.
(La Voz de Galicia, 17.12.06)

2 comentarios:

alvarhillo dijo...

Y luego dicen que el pollo es el culpable del aumento del IPC. Alguien por en medio se está haciendo de platino.
Saludos.

Lucía dijo...

Pues yo lo había leído, y tan fresca. Se nota que soy de letras.