9 de abril de 2010

Latín macarrónico


Bueno, al parecer esto es lo que hay. Que Júpiter nos coja confesados.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El latín era antes cosa de curas. Ahora la nueva religión del fúmbo quiere apropiarse de él. Tiene su lógica.

César dijo...

También nos puede coger corriendo por banda derecha, golpeando con pie izquierdo, en el grupo cabecero o formando parte de la dupla defensiva...