9 de noviembre de 2009

REINO, *REYNO



Nos mofamos, y con sobrado motivo, del parlamentario vasco que días atrás presentó una moción referida a las recientes hinundaciones (sic), pero no preocupa gran cosa ver cómo aquí mismo se comete otro atentado contra la ortografía, con los agravantes de deliberación e insistencia. Nadie ha explicado aún por qué en rótulos oficiales, en camisetas de equipos deportivos patrocinados por organismos oficiales y en anuncios de instalaciones que van a ser construidas con fondos oficiales se lee «Reyno (sic) de Navarra» cuando los diccionarios sólo registran «reino», con i latina.




Ya sabemos de la alta autoridad que ostentan los miembros de nuestro Gobierno. Los consejeros con su presidente a la cabeza tienen poder sobre nuestros tributos, nuestras carreteras y nuestros colegios. Pueden hacer y deshacer en política de sanidad o de vivienda. Están facultados para dictar normas en materia de orden público, transportes, servicios sociales, cultura, turismo y, más aún, culturismo. Pero las normas ortográficas todavía no están bajo su dominio. En tanto no se negocien transferencias con la RAE y la ortografía pase a ser competencia foral –miedo da sólo pensarlo-, un reino es un reino y quien lo escriba de otra forma no aprueba la selectividad. Se supone que la ocurrencia responde a motivos estéticos. Algún aristotélico convencido de la superioridad de Atenas sobre Roma consideró que la y griega daba más prestancia que la latina. Y que el sello del Reyno (sic) evocaría tiempos de antiguas grandezas y de pasadas pompas y boatos palaciegos. Memeces. Uno ve escrito Reyno y saca la impresión de estar en tierra de paletos. Es como asistir a esos mercados que se hacen llamar medievales donde luego venden productos de nuevo cuño y pasean tipos ataviados con ropajes barrocos. Nos han colado una y griega absurda, apergaminada y cómica creyendo que nos daban una denominación de origen. Y, lejos de enmendar el error, lo quieren redoblar ahora colocándolo en el nombre del nuevo macrohospital. No sé a ustedes, pero a mí no me agradaría ingresar en él y que vinieran a atenderme unos curanderos del siglo XV.

6 comentarios:

Pedro A. dijo...

Pienso que la razón es la misma por la cual se escribe México y no Méjico: tradicionalismo absurdo. Aquí en Chile se acaba de decidir de que es correcto escribir Aysén, pese a que la RAE prefiere Aisén: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?LEMA=aisenino

En Bolivia y Perú escriben aymara en vez de aimara.

Ленa dijo...

Sobre esto alguien hizo una consulta a la FUNDÉU, y la respuesta es:
Reyno es una forma arcaica de reino, que no se emplea ya en el español actual.Quizá se refiere usted a la nueva denominación del campo de fútbol del Osasuna, que hace poco dejó de llamarse El Sadar para pasar a denominarse Reyno de Navarra, con esa grafía. En ese caso, al referirse a ese campo, hay que escribir así su nombre.

Como es nombre propio, se puede escribir como se quiera. Pues vale.

Albórbola dijo...

Los miembros de nuestro Gobierno ejercen autoridad; alguos es posible que tambien la ostenten, pero no me parece que mucho. Digo porque la tribu usa con alegría ostentar y, lo que es peor, detentar, por ejercer.
Por otra parte, los guiones que abren y cierran lso incisos debe ser guione slargos o rayas, nunca guiones cortos. Digo, por acabar de precisar asuntos de ortotipografía.

JMR dijo...

Albórbola, creo que ostentar, detentar y ejercer son cosas diferentes. Yo quise decir 'ostentar' y eso es lo que puse, no alegre sino deliberadamente.

Ah, los guiones. Con lo que a mí me gustan las rayas en su sitio. Pero uno es torpe con el procesador de textos y algunas combinaciones de teclas se le resisten. En fin, seguiremos intentándolo.

Un saludo

Infernu dijo...

Os voy a dar una pequeña pista del por qué de Reyno y no Reino. En caso de haber sido Reino de Navarra hubiese sido ilegal, anticonstitucional, o yo que sé, se haría exaltación de independencia y cosas así, está claro que los mandamás de Navarra ni son tontos ni menos independistas, más bien todo lo contrario, Gora Euskal Herria.

André Marcel dijo...

Vaya, lanzando vítores a los cómplices de los asesinos etarras que ( como no !!!) ,también pretenden apoderarse de Navarra ...No , si esto de epidemia chusmienta, sigue y sigue ...hasta que ( naturalmente) se corte aplicando la ley !!!