3 de noviembre de 2009

Unas eñes perdidas junto a la cuna del español


Todos sabemos de programas informáticos que juegan malas pasadas con los textos. Una de las más frecuentes deriva del uso de ciertos tipos de letra que no contienen o no reconocen determinados signos. Ocurre a menudo con la letra eñe, a la que vemos convertida en un diabólico jeroglífico cuando creíamos haberla escrito correctamente. Entonces no queda otra solución que desandar el camino, renunciar a la tipografía elegida y emplear en su lugar otra que nos dé más garantías. Sin embargo en Nájera no lo han hecho así. Hace ya algún tiempo, el ayuntamiento de la histórica villa colocó estos paneles informativos de notables dimensiones en uno de los puntos más pisados por los turistas. En ellos se lee una rara transcripción de la palabra «año», y por partida doble, según señala el dedo índice del visitante en la fotografía:



Cuesta creer que los responsables municipales no se hayan percatado de la errata. Y más increíble todavía resulta que no se haya retirado el mupi teniendo en cuenta que a pocos kilómetros de aquí nació la lengua castellana. Últimamente La Rioja ha tomado el español como bandera, cosa muy legítima. Y la letra Ñ se ha convertido en una especie de símbolo de identidad que sella esa relación secular entre la región y nuestro idioma. Una muestra la ofrece el jardincillo donde flores rojas y blancas dibujan una magnífica eñe, en el parque de San Miguel de Logroño, la capital riojana:




Tanto Logroño como Nájera son paso forzoso para todo aquel que desee visitar el lugar donde fueron hallados los primeros testimonios escritos de nuestra lengua romance. Sólo por eso merecería la pena que el Gobierno de La Rioja tomase cartas en el asunto y corrigiera de una vez ese imperdonable error tipográfico.

6 comentarios:

desequilibros dijo...

La explicación es:

hay tipografías que se llevan muy mal con los sistema de impresión.

En este caso se tratará de un sistema de impresión digital de gran formato, un plotter, vamos, que, gestionado por un ordenador que le hace de servidor, imprime lo que se le envía desde el archivo original en el que está maquetado el cartel.

Las tipografías deben estar trazadas, convertidas a líneas, para evitar problemas, pero, a veces, este paso se olvida.
Y, también a veces, hay símbolos o palabras que no son bien interpretadas: los acentos, las eñes... como ha sido el caso.

Respecto a que no haya sido sustituido, pueden suceder dos cosas: o la errata no ha sido advertida (que podría ser, porque estos errores se producen en la fase final) o el coste de sustitución sea tal que hay preferido dejarlo estar.

Anónimo dijo...

O sea, que la culpa es del plotter. Gracias por la explicación.

Pero eso no justifica la colocación del cartel. Cuando un producto sale defectuoso, se retira y se cambia por otro nuevo sin defectos. La cuestión es si estos defectos se consideran graves o si parecen insignificantes. Dudo que el Ayuntamiento de Nájera no se haya percatado del error.

Cyrano dijo...

De todas formas, por culpa del 'plotter' o no, es un descuido que desdice. En la explicación del manuscrito, aparece una "ñ" solitaria, que parece que pide un poco de respeto por esa letra:

"Hasta que los hermanos García Turza Ñinvestigadores"

Saludos

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Vaya marrón para todos, que demuestra cómo se trabaja demasiadas veces: Con prisa, sin ganas y con poco presupuesto.

Una errata así, fallo de poscript, nos ha pasado a todos más de una vez. Lo que ocurre que no es lo mismo en un folleto de 20 páginas que en un cartel.

Aquí fallan todos: el que encarga, que aprueba sin ver o leer todo, el que coloca, que no dice nada (o no le hacen caso, "cállate hasta que se den cuenta que vamos con retraso"), el que imprime porque no supervisa antes del montaje (o va tan justo de precio que pasa de repetir) y el diseñador que no controla el acabado ni hace bien el AF.

Pero esto nos ha pasado a todos alguna vez...pobres!

Chuki dijo...

Hola. Te escribo porque el azar de internet me trajo a tu blog. Ando buscando un libro de Musil, llamado "paginas postumas escritas en vida", que no logro encontrar y del cual necesito urgentemente un texto. Buscando en google encontre tu comentario sobre otro blog acerca de ese libro...
Tienes un mail al que pueda escribirte? El mio es: aquindo@gmail.com
Gracias. Sergio Aquindo

Esopo dijo...

Realmente es una pena no cuidar esos detalles que demuestran el amor por nuestra lengua.
Espero que en este caso se corrija lo antes posible.
Sobre la ñ