20 de septiembre de 2009

SINHOGARISMO


Cuando una realidad resulta incómoda, la sociedad huye de ella de dos maneras: o no mencionándola –esa vieja superstición conforme a la cual lo que no se nombra no existe- o adjudicándole un bonito término que al designarla la suavice, la embellezca, la haga menos insoportable. No digamos vagabundo, mendigo, indigente, necesitado o pobre. Llamémosle «sintecho». Es un neologismo con cierto aroma poético, que si ha prosperado en el uso común es probablemente debido a que antepone la metáfora a la denuncia. Un sintecho –escríbase así, todo junto- no tiene dónde caerse muerto, como decían más descarnadamente nuestros mayores, carece de trabajo, de domicilio, de alimentos y de compañía, pero el lenguaje prefiere fijarse sólo en una sola de sus privaciones, como si así las demás quedaran resueltas. Para referirse no a los individuos, sino al problema en general, aunque algunos especialistas hablan de «sintechismo», el término más extendido es «sinhogarismo», un calco de «homelessness» inglés. Sinhogarismo es, por así decirlo, la denominación técnica oficial del fenómeno. Pero tanto da: no tener techo, no tener casa, todo viene a ser igual. Hay quienes rizando el rizo se inclinan por «transeuntismo», sin percatarse de que transeúntes son todos los que se desplazan de un lugar a otro y en especial por la vía pública. Pero quizá sea deliberado, pues de esa manera el miserable se confunde entre la multitud de paseantes ociosos, de peatones acomodados, de viajeros ajenos a cualquier problema que también llevan la etiqueta de «transeúntes». Complicado asunto, éste de poner nombres a la pobreza.

Publicado en el suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 19.9.09.

7 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

En portugués tienen un término que también es bastante triste: os sem abrigo

elzo dijo...

Sin hogar creo que es algo mejor que sin techo, en tanto que hace referencia de alguna manera a un entorno familiar más o menos estable.

César dijo...

A mí la palabra que más me gusta es indigente. Y, sim embargo, me parece que es una de las que menos se utilizan.

Ленa dijo...

Sobre "sinhogarismo" hicieron una consulta en FUNDÉU, y ésta fue la respuesta:

Este término es de reciente aparición y no figura en ningún diccionario pero se está empezando a utilizar y hay documentación al respecto. Lo más común para referirse a las personas que no tienen hogar es los «sintecho» y este término ya lo recogen algún que otro diccionario de uso del español actual. Respecto a «sinhogarismo» es una forma ajena al español y el tiempo dirá si se impone o no.


El tiempo dirá...

JMR dijo...

No entiendo muy bien la aclaración de la Fundéu, porque mezcla el nombre particular de los individuos ("sintecho") con el del fenómeno ("sinhogarismo"). Yo me pregunto si existe el "sintechismo" y si puede hablarse de los "sinhogar".

Eso, el tiempo dirá.

Oz el antiguo dijo...

Con estas y otras expresiones nos estamos quedando sin , mendigos y pordioseros, los pobres de pedir de toda la vida.

SuperSantiEgo dijo...

Las más elementales nociones de sociolingüística nos dicen que si lo expresamos en inglés suena hasta cool y todo: homeless.

Del mismo modo gracias a las cutretraducciones de series y películas la gente ya no tiene enfermedades, sino "una condición".