14 de noviembre de 2007

Eufemismos en pareja



Las dos caras de ese proceloso asunto que es la vida conyugal reflejadas en sendos eufemismos: uno para el encuentro y otro para la despedida, uno para el amor y otro para el desamor, uno para el «¿estudias o trabajas?» y otro para el «ahí te quedas», uno para la petición de mano y otro para el puntapié:

«Entonces supe que lo que debía hacer era invitarle a un proyecto vital compartido»

«La Zarzuela anuncia el cese temporal de la convivencia matrimonial»

Las cosas del querer son a veces complicadas, pero anda que las palabras...

6 comentarios:

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Que te he concedido un premiooooooooooooooooooooo.
Entra en mi blog y lo ves.

alvarhillo dijo...

¿Deberían poner en la puerta de su casa un cartel que dijera "cerrado por cese temporal de la convivencia" como hacen los comercios?
Un saludo.

Borja Ventura dijo...

Yo tengo otro eufemismo, vinculado con la Casa Real. La "persistencia declarativa" de la que acusa Moratinos a Chávez.

Hay que ver qué manera de complicar el lenguaje.

César dijo...

Cojamos cualquier periódico, cualquier emisora de radio o televisión y escuchemos a los políticos. Comprobaremos que son verdaderas máquinas de inventar eufemismos...

Momo dijo...

La verdad es que, en este caso, el eufemismo es mucho más ridículo que lo duro que les pueda sonar 'separación' o 'divorcio'. Todos los medios lo pusieron así, incluso sabiendo que resulta irrisorio.

Momo dijo...

La verdad es que, en este caso, el eufemismo es mucho más ridículo que lo duro que les pueda sonar 'separación' o 'divorcio'. Todos los medios lo pusieron así, incluso sabiendo que resulta irrisorio.