6 de octubre de 2009

PATOLOGÍA


A nadie se le ocurriría elogiar la sonrisa de otra persona diciendo que tiene «una odontología brillante», ni llamar «dietética severa» al régimen que sigue para perder peso. Odontología y dietética son dos ciencias, como lo son la patología (el estudio de las enfermedades), la geografía (el conocimiento de la Tierra) o la climatología (la ciencia del clima). Y sin embargo oímos sin cesar expresiones como «el paciente padecía patologías previas», «a X le han diagnosticado una patología grave», «el sistema económico sufre una patología avanzada». Quieren decir males, dolencias, enfermedades. La tendencia pedantesca a emplear el nombre de una rama del saber para referirse a la cosa que es objeto de su estudio viene de tiempo atrás. Todos recordarán expresiones del estilo de «a lo largo y ancho de toda la geografía nacional» o «la corrida hubo de suspenderse debido a la mala climatología». Pero el vicio va creciendo hasta límites insospechados. «Patología» es el caso más llamativo –el caso más patológico, digamos-, pues no sólo circula en la calle sino que se oye en boca de los mismos especialistas. Con esa ridícula pose que adoptan los galenos para darse importancia, nos hablan tan a menudo de «patologías» que se diría que han desaparecido los enfermos porque ya no hay «enfermedades». Rizando el rizo, el ayuntamiento de una ciudad cercana ha puesto en marcha un programa de cursos de salud dirigidos a «personas con patologías médicas». Como si pudiera haberlas de otro tipo. Otro síntoma preocupante de alguna de las enfermedades -que no patologías- padecidas por nuestro sufrido idioma.

Publicado en el suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 3.10.09

6 comentarios:

Vanbrugh dijo...

Sí, los médicos tienen una tendencia al analfabetismo más marcada aún que la del común de la población. Suya es también la culpa de que, en vez de análisis, nos tengamos que hacer "analíticas". Hay que reconocerles el infrecuente mérito de lograr ser, a la vez, bestias y cursis. Temible mezcla, sumamente contagiosa.

Ленa dijo...

La Fundéu hizo hace poco una recomendación al respecto:

No debe usarse en lugar de enfermedad.

La patología es la 'ciencia que trata del estudio de las enfermedades' y también se refiere al 'conjunto de los síntomas que produce una enfermedad'.

Por lo tanto, son incorrectos los ejemplos como «Operaron a mi madre por una patología en los riñones», en el que lo correcto sería emplear el término enfermedad.

JMR dijo...

Vanbrugh, hay dos clases de médicos: los que te mandan análisis y los que te mandan analíticas. Yo solo hago caso a los primeros, por si las moscas.

Ленa, parece que el vademécum de la Fundéu no llega a los médicos ni tampoco a los periodistas que dan noticias sobre salud. Con la gripe A ya se ha convertido en musiquilla eso de "padecía patologías previas".

Saludos

Albórbola dijo...

Mi preferida es esa de "la meteorología nos ha sido adversa".
O algo así como "se trató la temática de la implementación de soluciones severas". Al escribirlo se ha puesto la piel de gallina.

Anónimo dijo...

> La tendencia pedantesca a emplear el nombre de una rama del saber para referirse a la cosa que es objeto de su estudio viene de tiempo atrás.

Sigan protestando, sigan, que aún seguirán ustedes vivos cuando tengan que aceptar que los pedantes son ustedes por seguir con la misma cantinela.

Mientras tanto, sigan diciendo "perder peso" en lugar de "adelgazar" pero olvídense de la sintomatología y expliquen qué es la anfibología.

Y luego vuelvan allí y toquen la campana de la victoria. Sin acritú.

Anónimo dijo...

Para el Anónimo anterior: ¿haría usted el favor de explicarnos qué quiere decir ese comentario suyo tan lleno de peras y manzanas, de churras y merinas? Sin acrituz.