23 de enero de 2009

CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA


Las furias de la Naturaleza arrasan nuestros paisajes pero a cambio enriquecen nuestro vocabulario. Esta vez las olas traen consigo un sintagma imponente: ciclogénesis explosiva. Cuando las aguas vuelvan al orden y los vientos pierdan sus bríos, quedará sin embargo el rastro de una apetitosa metáfora para uso de articulistas ocurrentes. Ya ha pasado antes. ¿Cuál será el primer asunto de nuestra agitada política al que alguien aplique el símil de la ciclogénesis explosiva? ¿El escándalo de espionaje en la Comunidad de Madrid? ¿El feroz ascenso de las cifras del paro? ¿Las no menos animadas elecciones autonómicas en el País Vasco? Lean, lean nuestros periódicos de las próximas semanas. Les apuesto algo a que vienen llenos de ciclogénesis explosivas.

3 comentarios:

JMR dijo...

Yo lo habría llamdo 'ciclón' a secas, pero doctores tiene la iglesia.

Ander dijo...

Anoche tuvimos una cena y todo el mundo quiso decir en algún momento "ciclogénesis explosiva". Está muy bien, muy tremendo. Escribo esto con las contraventanas cerradas mientras fuera aúlla el ciclón. Esto es un poco Kansas.

Manuel Ortiz dijo...

Hombre, por favor, ya sólo nos faltaba que viniera usted a dar ideas.

Saludos.