1 de abril de 2013

Ortografia compensatoria



He aquí un caso de ortografía compensatoria. A cambio de conservarles la mayúscula inicial que ya no les corresponde, les han requisado la tilde a la que tienen derecho no tanto por príncipes como por esdrújulos.  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja,muy buena

DesEquiLIBROS Rafael Ballesteros dijo...

Me ha encantado el tono… XD

por cierto; que la ortografía del titular también ha sufrido un hurto de cierta "gravedad".