21 de junio de 2010

HISPANOUNIDENSE


No todo es spanglish o espanglés en los Estados Unidos. Los más de cincuenta millones de hablantes de español en el país cuentan con una Academia Norteamericana de la Lengua que despliega una animosa actividad en defensa del recto castellano. Uno de sus frutos es la guía que acaba de publicar con el título de Hablando bien se entiende la gente, pedagógico y divertido compendio de recomendaciones que no estaría mal difundir en todo el ámbito castellanohablante. Entre los autores del trabajo está el gaditano Gerardo Piña-Rosales, director de la Academia y divulgador de las cosas del idioma. Buena muestra de su tarea es 'Dígalo bien', una serie de breves espacios semanales emitidos en la cadena neoyorquina Univisión donde Piña-Rosales enmienda errores comunes y da consejos útiles sobre el uso del castellano. Aunque su preocupación principal se centra en los préstamos innecesarios y en los 'falsos amigos' traídos del inglés, no sería justo tacharlo de purista. Al contrario, el director de la ANLE comprende la necesidad de innovar en la lengua. Recientemente ha sugerido la acuñación del término «hispanounidense» para designar a los residentes en Estados Unidos que tienen origen hispanoamericano. El vocablo, más preciso que el ambiguo «hispano» y más económico que «hispanoestadounidense», serviría también para referirse a la variante diatópica del español en Norteamérica. Es cierto que se trata de un compuesto inusual, pues al enlazar los términos originarios («hispano» y «estadounidense») omite uno de los lexemas (o 'raíces', como prefiere la Nueva gramática recuperando nomenclaturas clásicas), a pesar de lo cual consigue transmitir la idea que pretende. Da la impresión de que la propuesta de Piña-Rosales ha tenido buena acogida, al menos en medios académicos y periodísticos. Nuestros votos por su éxito.
(Logotipo de Carlos Barrón)

1 comentario:

Ricardo dijo...

La iniciativa de Piña-Rosales en televisión es acertadísima. Pero yo habría buscado presentadores jóvenes...
Saludos