13 de diciembre de 2009

Bebidas


Salamanca, 3.12.09

3 comentarios:

Lu dijo...

¿Será una nueva orden religiosa?

El poder de la coma es incalculable. Es la reina de los dobles sentidos, de la ambigüedad, de la creación de sentidos involuntarios como el de la imagen.

Aún me estoy riendo.

César dijo...

Genial. Una lección sobre el lenguaje simplemente enseñando un cartel.

ornitorrinco dijo...

A lo mejor es que le pusieron demasiado licor a los dulces. ¿No serían "bizcochos borrachos?
De todas formas, la imagen de las monjas ebrias repartiendo dulces es deliciosa...